sábado, 12 de mayo de 2018

"Otta" vuelta más, Walter...

Durante la mañana de este sábado 12 del corriente, Walter Nicolás Otta y su cuerpo técnico renovaron su vínculo contractual con el Deportivo Morón, por el plazo de dos años, con la mira puesta en acceder al máximo sueño posible, el ascenso a la Superliga, algo que no ocurre hace 50 años, desde la única experiencia del Gallo en Primera División, con el galardón obtenido en un lejano 1968.

De esta forma, el mentor del ciclo futbolístico más exitoso de las últimas tres décadas, más precisamente desde el '90 a nuestros días, con el campeonato de la Primera "B" conseguido en la temporada 2016/2017 y una participación histórica en la pasada edición de la "Copa Total Argentina", accediendo a semifinales del certamen, para caer recién allí ante el posterior bicampeón, River Plate, en un "Estadio Malvinas Argentinas" de Mendoza, con nada menos que 10 mil almas venidas desde el Oeste para alentar '90 inolvidables, Walter Otta con su cuerpo técnico, encabezado por su ayudante de campo, Félix Benito y su entrenador de arqueros, Luis Martínez, asistieron este sábado a media mañana, a la presidencia de la institución, para rubricar su nuevo vínculo con el Gallo, en procura de renovados desafíos, dentro de un club nada sencillo, por su permanente complejidad interna, de la cual el perfil mesurado y sapiente de Otta y su colaboradores, han sabido abstraerse para alcanzar todos los logros cosechados en dos años y medio (arribado en tiempos de Pablo Sauro y más tarde renovado en la confianza por Alberto Meyer, en su gestión precedente), para junto a los planteles conformados en ese lapso, devolver al Deportivo Morón al sitial futbolísitico que se merece y a los socios e hinchas, la alegría injustamente perdida, luego de casi tres décadas de frustraciones y amarguras repetidas que parecían no tener fin.

"Y apareciste tú...".



@elgallogustavo.




Sin ingresos por "Copa", tampoco como sede, hasta después del Mundial

En coincidencia con una "Copa Total Argentina" caótica, desorganizada e informal, del mismo modo que el debut del Deportivo Morón deberá espera hasta la finalización de la inminente "Copa del Mundo, Rusia 2018", luego de haber sido programada para el sábado 19 del corriente y horas más tarde, postergada para, en principio, el 1° de agosto como fecha tentativa post mundial, del mismo modo tendrá que aguardar el Nuevo Francisco Urbano para ser sede de la edición 2018 del "torneo más integrador", puesto que el cotejo que el próximo miércoles 16 de mayo, a las 17, debían animar Tigre y Guillermo Brown de Puerto Madryn, por los 32avos de final del mismo certamen, también ha sido diferido para más allá del 15 de julio venidero, es decir, una vez finalizada la cita máxima del fútbol mundial en Rusia.

De esta manera, y con un único partido disputado hasta el momento (el trabajoso pase a 16avos. de Argentinos júniors, por su triunfo 2 a 1 ante Independiente de Chivilcoy, con el ex Deportivo Morón y máximo goleador de las inferiores del Gallo, Nicolás Slimmens en su once de inicio), sólo completan a la fecha, la grilla de programación otros cinco cotejos: Chacarita - Deportivo Maipú (Mendoza), el martes 15 a las 18:00, en Cutral Có, Neuquén; Unión de Santa Fe - Juventud Unida de Gualeguaychú (Entre Ríos), el jueves 17 del actual, desde las 17:10, en el estadio de Patronato, en Paraná, y unas horas más tarde, a partir de las 21:10, Racing - Sarmiento de Resistencia (Chaco) en Lanús: cerrando el viernes 18, primero, a las 16, Defensa y Justicia - MItre de Santiago del Estero, en Sarandí y luego, desde las 21:10, Newell's - Deportivo Rincón de los Sauces (Neuquén), en el estadio de Unión de Santa Fe.

En definitiva, con el aplazamiento del encuentro entre el "Matador" de Victoria y Brown de Madryn, se extingue un buen ingreso de dinero (400 mil "razones") para un club con mes y medio de atraso en el pago de sueldos a futbolistas (mitad de marzo, todo abril y desde el 20 del actual, también mayo) y empleados, y una deuda que, "sobre la mesa" se admite en 12 millones y por debajo de ella, cerca de los 16 millones. 

Nada que, un ascenso a la Superliga, por efímero que resultare, no pudiera sanear, como lo hicieran Chacarita o Témperley en el pasado más reciente.



@elgallogustavo.




martes, 8 de mayo de 2018

Finalmente, el Gallo y el "Sabalero" se enfrentarán por "Copa", luego del Mundial

Finalmente y por pedido de ambas instituciones involucradas, especialmente de la dirigencia de Colón de Santa Fe, que directamente se rehusara puertas adentro de AFA, a disputar un encuentro oficial en plena licencia de "invierno" de su plantel profesional, con varios de sus integrantes con "reservas" aéreas para dicha fecha, hacia destinos turísticos tradicionales, en enclaves vacacionales del Caribe, el encuentro correspondiente a los 32avos de final de la "Copa Total Argentina", entre el "Sabalero" y el Deportivo Morón no se jugará el próximo sábado 19 del corriente, como fuese programado por la empresa organizadora "Torneos" y la propia "Casa Madre" del fútbol argentino, postergándose su realización, sin fecha confirmada, una vez finalizada la inminente "Copa del Mundo, Rusia 2018".

De esta  manera, resulta incierta la continuidad pre-mundial del "torneo integrador", como suele autodefinirse la citada competencia, más allá de su primer cotejo confirmado, entre Argentinos Júniors y el debutante Independiente de Chivilcoy, de este miércoles 9 de mayo, a partir de las 15:40, en el "Estadio Eva Perón" de Sarmiento de Junín.

En consecuencia, los jugadores del Gallo no deberán cortar sus vacaciones por los "caprichos" recurrentes del "certamen más federal" de nuestro medio (tal cual reza otro de los habituales slogans de los organizadores) y encararán el complicado primer desafío por "Copa Total Argentina", en su edición 2018, frente a Colón de Santa Fe, en fecha a determinar, una vez concluido el venidero mundial de Rusia, ya con la confirmación de la continuidad del cuerpo técnico oficializada y un nuevo plantel, el mismo que encarará el próximo Torneo de la Primera "B" Nacional, en su temporada 2018/2019, la segunda consecutiva del Deportivo Morón, luego de su retorno al mismo tras 17 años de interminable ausencia.



@elgallogustavo.





jueves, 3 de mayo de 2018

A cancelar "reservas": el 19 de mayo con Colón, por la "Copa 'Halley' Argentina"

Sabido es que la "Copa Argentina" constituye un "mundo aparte" dentro del andamiaje del fútbol argentino, casi un "universo paralelo" donde las programaciones de sus encuentros, poco y nada tienen que ver con el desarrollo, las fechas y los calendarios de los torneos regulares, generándole a los clubes intervinientes en la Fase Final de la competencia, todo tipo de contratiempos y "dolores de cabeza" para poder cumplir con los "caprichos" y exigencias de un certamen atractivo desde lo deportivo y lo económico (más entre los clubes del Ascenso), pero desprolijo, antojadizo y hasta a veces improvisado en lo organizacional.

De esta manera, en la "dimensión desconocida" de las decisiones arbitrarias de la empresa "Torneos" (propietaria de los derechos y encargada de la logística de la Copa), el encuentro que animarán el Deportivo Morón y Colón de Santa Fe, correspondiente a los 32avos. de la actual edición 2018, se disputará el próximo sábado 19 de mayo, en horario y escenario a determinar por los organizadores, en el marco de una Fase Final que comenzará a jugarse desde el miércoles 9 del corriente, a fin de poder "descomprimir" el calendario "copero" post Mundial, "apurando" las primeras eliminatorias para antes del inicio de "Rusia 2018".

Así las cosas, un plantel que finalizó hace escasos días su participación en la temporada 2017/2018 del Torneo de la Primera "B" Nacional (más precisamente, el pasado lunes 30 de abril, con el empate en uno frente a Gimnasia y Esgrima de Jujuy, en el Nuevo Francisco Urbano), y que en consecuencia, se hallaba licenciado hasta el venidero jueves 31 del actual, deberá regresar intempestivamente de sus "vacaciones", este lunes 7 por la mañana, en el lugar a definir que logren cerrar también de "apuro", los encargados del fútbol profesional del Gallo, a fin que jugadores y cuerpo técnico puedan volver a los entrenamientos, de cara al compromiso por "Copa Argentina" ante el "Sabalero", del sábado 19 de mayo, insistimos, en horario y estadio aún pendientes de confirmación.

Sin embargo, decisiones de este tenor no resultan nuevas ni extrañas tratándose de "Torneos" y "Copa Argentina", teniendo en cuenta lo sucedido en la edición anterior, donde el equipo de Walter Otta alcanzara una histórica semifinal, frente a River Plate en el "Malvinas Argentinas" de Mendoza, puesto que en oportunidad del cotejo por 16avos. ante San Lorenzo, en el "Ciudad de Lanús, Néstor Díaz Pérez", el plantel del Gallo debería adelantar su vuelta de la pretemporada en Mar de Ajó, y sin siquiera haber disputado un amistoso informal, mucho menos un encuentro oficial antes de tan exigente desafío, pasar de los trabajos físicos en la arena del Partido de la Costa y los complementos en el gimnasio, sin escalas futboleras ni de sentido común, a "toparse" con el "Ciclón" del uruguayo Diego Aguirre (por entonces entrenador de San Lorenzo), un 20 de agosto de 2017, eliminándolo con un golazo de Leandro Guzmán, a falta de cinco para el final, sin haber disputado (remarcamos) con antelación un sólo minuto de fútbol formal, previo a los '90 con el "Azulgrana" por "Copa Total Argentina".

Como sea, todo parece indicar que el próximo sábado 19 del actual, en escenario y horario a confirmar, el Deportivo Morón enfrentará a Colón de Santa Fe, por los 32avos. de la edición 2018 de la "Copa Argentina", para lo cual deberá, una vez más, alterar su programación de descanso y trabajo normal, para cumplir con las exigencias y los "caprichos" de una competencia, que como una suerte de "Cometa Halley", circula en la "órbita" del fútbol argentino, pero sin tocar jamás la "Tierra".


@elgallogustavo.



lunes, 30 de abril de 2018

¡Héroes!

La imagen del epílogo lo dice todo: a pesar del empate final frente a Gimnasia y Esgrima de Jujuy, y en definitiva, la no clasificación al torneo Reducido por el segundo ascenso a la próxima Superliga de Primera, todo el Nuevo Francisco Urbano, sin excepción, despidió de pie y con un aplauso cerrado, al mejor plantel y cuerpo técnico de los últimos 27 años, aquellos responsables de devolvernos la felicidad y esperanza futbolísticas, cambiando nuestras repetidas lágrimas de amargura, frustración e impotencia, por el llanto dulce de emoción contenida durante tanto tiempo.

Porque más allá del resultado, una contingencia mínima en comparación con todo lo mucho e inolvidable vivido en el presente ciclo, destinado de pleno derecho a quedar escrito en nuestra historia con letras de molde, entre las mejores y más entrañables páginas, y en la memoria emotiva y colectiva de los simpatizantes, como uno de esos equipos imborrables que repetiremos de memoria, de aquí en adelante, "aburriendo" con anécdotas a nuestros hijos más pequeños y nietos, la igualdad uno a uno del Gallo y el "Lobo" jujeño, en el Oeste, significará mucho más que la despedida formal de la temporada 2017/2018 de la Primera "B" Nacional, e implicará seguramente el cierre de un proceso soñado durante demasiado tiempo, y que en algún momento, aquellos que peinamos alguna que otra cana, pensamos que jamás volveríamos a vivir en carne propia, sorprendidos gratamente por este grupo inolvidable de futbolistas destacados y hombres de honor, casi cuando el destino nos había "derrotado" como hinchas, a resignarnos que las grandes consagraciones futbolísticas, eran sólo una quimera reservada a terceros, y que debíamos observar como algo ajeno por televisión, una, y otra, y  otra vez... Sin alternativa posible, ni mucho menos piadoso punto final, para un maltratado y "anestesiado" corazón de Gallo.

Y es que este plantel y cuerpo técnico, cumpliendo con jerarquía y profesionalidad su trabajo, pero también con "hambre de gloria" y respeto por los colores que les tocara defender como si fueran propios, aunque en la mayoría de los casos no fuera así, en apenas un par de años y con muy pocos cambios nominales, durante dicho ciclo, vinieron a reivindicar la dignidad humillada y a curar las heridas injustas y mal avenidas de todos los hinchas de Morón, recreando la posibilidad de soñar y de emocionarnos con la repetición de aquellas "gestas" en "sepia" de los '80 y los '90, hoy fundidos en abrazos impagables con nuestros hijos y nietos.

Enorme campeón de la Primera "B" Metropolitana 2016/2017, tras acceder a tal logro cinco fechas antes del final del torneo, ejerciendo una supremacía indiscutida y por momentos demoledora en los resultados, pero también en el juego, a partir de una propuesta tan generosa como desusada para la categoría; histórico semifinalista de la última edición de la "Copa Argentina" y tras recuperarse de un comienzo errático en el actual torneo "Nacional", sobreponiéndose fecha tras fecha a un plantel diezmado por lesiones, en buena medida, producto del esfuerzo de afrontar ambos campeonatos en gran nivel y hasta instancias decisivas, con 33 unidades lograse asegurar la permanencia tres partidos antes del cierre, de una categoría exigente y competitiva, y que determinara seis descensos al cabo de sólo 24 fechas, conservando la "yapa" de clasificar al Reducido por el segundo ascenso a la Superliga, hasta la jornada final, peleándola "mano a mano" con los jujeños, con una vergüenza deportiva admirable, pese a que el empate propio y los resultados ajenos le terminaran impidiendo la clasificación a ambos.

Y es que, luego de un primer tiempo con más lucha que situaciones concretas frente a los arcos (más allá de la presión ejercida por el Gallo en los primeros '20), máxime con la tranquilidad de una visita de buen pie en el mediocampo, y que por aquellos momentos se conformaba con "dormir" el desarrollo, a sabiendas que el empate parcial en cero, lo dejaba dentro del petit torneo por el segundo ascenso, en el complemento la actitud innegociable de un Morón que puede jugar mejor o peor, pero jamás transigir la entrega y búsqueda en los '90, comenzaría a jugar en campo de Gimnasia y Esgrima y a "apretar" al buen equipo jujeño contra su arco, generando algunas opciones de gol, hasta el penal malogrado por Emmanuel Giménez a los '11 de la etapa. y el gol de Javier Rossi (el décimo del goleador del Gallito en la temporada), diez minutos más tarde, luego de un gran gesto técnico para dejar en "ridículo" a los eficientes centrales rivales y ante la salida del arquero, tocarla con clase sobre su palo derecho.

Por desgracia, la alegría por una clasificación del Gallo al Reducido, que por entonces el 1 a 0 parcial lo ilusionaba, se esfumaría en apenas ciento veinte segundos, cuando de un centro desde la izquierda del ataque del "Lobo" jujeño, Mauro Buono aprovechara un rechazo corto en el área chica, para poner el empate que clasificaba a la visita.

Con el correr de los minutos, ante la necesidad ya de ambos, por las noticias que llegaban desde Carlos Casares y Rafaela, con los triunfos de Agropecuario y "La Crema", la última media hora de partido se haría de "golpe a golpe", con Milton Alvarez (una de las grandes figuras de la temporada, junto al "Bicho" Rossi, en el racconto de las 24 fechas), evitando el segundo de Gimnasia de Jujuy en un par de ocasiones muy claras del visitante y, como contrapartida, con un puñado de opciones manifiestas de gol, por el lado del Gallo, como la que tendría Facundo Pumpido, ya en el descuento, a partir de un cabezazo que se iría apenas ancho, cuando Javier Burrai, arquero del "Lobo", sólo podía "empujarla" afuera con la vista.

De todos modos, un triunfo postrero del Deportivo Morón, hubiese premiado el esfuerzo y la búsqueda local en los '90, pero tampoco lo hubiera clasificado al Reducido, puesto que la victoria en Carlos Casares, lo obligaba a convertir dos tantos más para desplazar del noveno puesto a Agropecuario Argentino, por diferencia de gol.

Con el pitazo final, y la eliminación de ambos (el Gallo con 33 y el "Lobo" con 34, quedarían a dos y un punto, respectivamente, del acceso al último "boleto" al Reducido), el aplauso cerrado y de pie de todo el Nuevo Francisco Urbano, sintetizaría el estado de ánimo del hincha de Morón que, más allá del resultado circunstancial, despidió al equipo ante el epílogo de la temporada y premió con su ovación de reconocimiento y gratitud, al mejor plantel y cuerpo técnico de los últimos 27 años, y fundamentalmente, al grupo de profesionales destacados y hombres de bien, que nos devolvieran la esperanza y la alegría futbolísticas, tras casi tres décadas, cambiando tanta lágrima de angustia repetida, por el llanto más hermoso de emoción en una cancha, propia o ajena.

Por todo ello, simplemente GRACIAS ETERNAS..., al plantel y cuerpo técnico que "alimentarán" de imborrables anécdotas, todas nuestras charlas futboleras, con amigos, hijos y nietos, desde este preciso instante y hasta el último latido de nuestros corazones

Los mismos corazones que reivindicaran y colmaran de una felicidad inolvidable y que perdurará por siempre.

¡Felices vacaciones y hasta el reencuentro, GALLITO NACIONAL!.



@elgallogustavo.




domingo, 29 de abril de 2018

"¡Cantemos todos que Morón está de fiesta, cantemos todos que en Morón es carnaval!..."

Tras el duro traspié en Campana, en el marcador y en el rendimiento individual y colectivo del equipo, el Deportivo Morón, ya asegurada su permanencia en la "B" Nacional, durante la venidera temporada, se jugará su última "carta" de ingreso al torneo de Reducido por el segundo ascenso a la Superliga, cuando este lunes 30 de abril, a partir de las 15:35, reciba en el Nuevo Francisco Urbano la visita de Gimnasia y Esgrima de Jujuy, con el arbitraje de Ramiro López (acompañado de Nelson Leiva y Juan Del Fueyo, como asistentes uno y dos, respectivamente, más el conocido Gonzalo López Aldazábal en rol de cuarto árbitro) y sin televisación de aire, en partido correspondiente a la 25° y última jornada del Torneo de la Primera "B" Nacional, temporada 2017/2018.

Pese a la caída 3 a 0 frente a Villa Dálmine, en el peor partido del Gallo en toda la temporada, cayendo sin atenuantes por méritos ajenos, deméritos propios y algunas repetidas polémicas arbitrales, el equipo de Walter Nicolás Otta precisa de un triunfo ante los jujeños, para quedarse con el lugar de su rival del lunes en el Reducido, salvo que se produzca una combinación complicada de cuatro o cinco resultados de rivales directos, que aún con la victoria lo dejaran a afuera del sueño "Reducido" por el segundo cupo a la máxima categoría del fútbol argentino.

Sin Nicolás Martínez, ausente obligado, por haber llegado a las cinco tarjetas amarillas ante el "Violeta" de Campana, el cuerpo técnico del Deportivo Morón apuesta a la recuperación de alguno de los "soldados" con "averías", con especial hincapié en la defensa, tales los casos del capitán Emiliano Mayola (quien, de integrar el once de inicio, deberá cuidarse de resultar amonestado, ante la eventualidad de la disputa del Reducido) y del uruguayo Sebastián Martínez Aguirre, de más complicada recuperación para este lunes.

Así las cosas, y ante un Nuevo Francisco Urbano que presagia tal vez la mejor concurrencia en toda la actual temporada, dada la resolución de la directiva de, finalmente y tras dar marcha atrás en su decisión original, no cobrar adicional alguno a los socios, lo que sumado a la importancia de un partido determinante para el futuro inmediato del Gallito, auguran un marco de gente imponente para festejar el acceso a un histórico petit torneo por el ascenso a la Superliga o, en el peor de los casos, para despedir de la manera que se merece, a un plantel y cuerpo técnico que, en algo más de dos años, nos regalaran los momentos futbolísiticos más felices e inolvidables de los últimos 30.

Con una depuración importante en ciernes, producto lógico de un proceso que en algunos casos particulares han llegado a su final, con toda la gloria y el reconocimiento de los logros obtenidos en dicho lapso, el más exitoso desde 1990 a esta parte, el cotejo ante los jujeños constituye bastante más que el cierre de otro campeonato imborrable, que puede incluir como ciclo, a la histórica semifinal durante la última "Copa Argentina", e incluso que la clasificación misma, con lo que ello significa, para un grupo de jugadores que no sabe de imposibles y que se agranda en las "paradas bravas", y merece nuestro reconocimiento y gratitud eternas, por el sencillo y mágico hecho de habernos devuelto la alegría y la ilusión perdidas en casi tres décadas de sinsabores, lágrimas de amargura y sueños postergados.

Así las cosas, por tres puntos que clasifiquen al sueño máximo de un nuevo ascenso, nada menos que a la Superliga, pero si no fuera así, para homenajear con el resultado que fuese, a este plantel de "guerreros" inolvidables, conducidos por el mejor cuerpo técnico en la historia del club, desde el "Gato" Norberto Salvador Daniele a nuestros días...

..."Cantemos todos que Morón está de fiesta, cantemos todos que en Morón es carnaval..." (y que la continúe cada lector en su casa, ¡a voz en cuello!).


@elgallogustavo.




Indiferencia electoral, nueva directiva y desafíos renovados

Este sábado 28 de abril, entre las 7 y las 17 hs. (en rigor de verdad, cierta demora obligó a iniciar el acto comicial alrededor de las 8), se desarrollaron las elecciones para renovación adelantada de autoridades en el Deportivo Morón, que al ofrecer una única alianza electoral de tres agrupaciones, de las cuatro actualmente en vigencia en la institución, constituiría en rigor una suerte de plebiscito, que consagraría como presidente, por un nuevo período de dos años, al actual titular del club, Alberto Rubén Meyer.

Con una baja participación societaria, tal vez producto de las inclemencias climáticas, sumadas a que dichos comicios se desarrollaren en sábado, en lugar de un domingo, como es de uso y costumbre habitual en nuestra y todas las instituciones, o quizá, como producto de la única "oferta" electoral, que atraería a votar a quienes naturalmente apoyan la continuidad de Meyer y, por el contrario, vacían de contenido la participación de quienes no avalan su gestión o mantienen diferencias con la misma, sólo 325 socios de los 3499 habilitados por padrón para votar, se trasladaron al Nuevo Francisco Urbano para sufragar, con 301 votos a favor de la única opción electoral (nucleada bajo el "paraguas" de la agrupación "Nuevo Gallo"), 21 en blanco (junto a los 301 favorables a la nueva comisión, constituyen los votos "positivos" del "prebiscito" reelectoral) y tres nulos.

Con el éxito futbolístico como mejor "carta de presentación" de la gestión que debió cesar a principios de junio de este año (triunfó en las elecciones del 5 de junio de 2016 y asumió tres días después, es decir, el 8 de junio del mismo año) y consensuó con las tres agrupaciones restantes el adelantamiento de las elecciones de este sábado, lo que generara razonables dudas sobre la legalidad y legitimidad del acto eleccionario, máxime al decidir la no convocatoria de respetados y reconocidos socios, como el caso del ingeniero Edgardo Walter Rodríguez, habitual responsable de las "comisiones electorales" en la mayoría de los últimos actos comiciales y, seguramente, uno de los consocios más idóneo y que más sabe en materia de Estatuto, sino el que más, en esta ocasión el reelecto presidente Alberto Meyer decidió su no concurso en el armado de la "ingeniería electoral", lo que en definitiva, iría en detrimento de la salubridad y legitimidad de una renovación de autoridades que entre muchos sectores, en convocatoria, tiempos, plazos y modos, no respondería a los preceptos estatutarios en esa materia.

Más allá de lo formal (con todo lo que ello conlleva de importancia y gravedad institucional), la nueva Comisión Directiva que asumirá en los próximos días, contará con desafíos trascendentes para el futuro institucional, como una deuda que iría en aumento durante los (casi) dos años de la gestión cesante antes de tiempo, o por lo menos que no disminuyera en ese mismo lapso, de las acreencias reales con que se topare la comisión saliente, y que poco tiene que ver con la deuda que fuera rubricada aquél 8 de junio de 2016, durante el acto de traspaso de mando de Pablo Sauro a Alberto Meyer, con algo más de tres millones refrendados por acta constitutiva, producto de aquellos pocos pasivos que pudieran respaldarse con documentos al momento de la firma, y que meses después, constituyeran sólo la "punta del iceberg" de una deuda mucho más grande, y que lejos de ser saneada o disminuida, vería incrementarse en la última gestión de Alberto Meyer, buena parte de ella, contraída con el reelecto presidente y que debiera ser aprobada por sus ex pares de comisión, en los meses anteriores al adelantamiento de las elecciones de la víspera.

Así las cosas, otro desafío que deberá afrontar la nueva Comisión Directiva, será la de procurar consensos y entendimientos diarios hacia adentro, luego de una última experiencia dirigencial que fracasara en ese aspecto, por el "doble juego" de un presidente que pecara de un personalismo desmedido y una errática tendencia a "premiar" la obsecuencia y despreciar la crítica interna o las voces disidentes, y al mismo tiempo, de compañeros de gestión (no todos, por supuesto, pero en su mayoría) que no estuvieran a la altura de la circunstancias y que lejos de fomentar la unión de conjunto, generaran roces, intrigas "palaciegas" y divisiones (por meros posicionamientos o pequeños y mezquinos espacios de poder), dentro de un grupo que jamás lograra consolidar un espíritu de "cuerpo", ni muchos menos un proyecto en común. Lo que, en definitiva, nos habla de un estilo y modo determinados y nada casuales de "conducción".

Fracaso colectivo innegable y hasta previsible, que incluyera a casi todas las áreas, salvo un par de excepciones, y que, claro está, alcanza en la consideración particular de cada lector, a quien suscribe, que como algunos sabrán formara parte de la anterior CD, hasta que las propias internas decidieran (en ausencia) el apartamiento inconsulto e intempestivo como jefe de prensa (por resistir el "avance" interno, también sobre prensa, del grupo "Pinar de Rocha", a través del "mascarón de proa" de un pseudo departamento de Marketing, encargado a un "buffetero" y representante del empresario de la "noche") y, ante ello, un día después, la renuncia indeclinable como secretario de actas.

Puesto que de la ineptitud y la inoperancia es factible volver, pero de la "mala leche", los intereses personales creados (sin importar los del club), la "rosca" cobarde y subterránea, así como de la operación política artera y por la espalda, nunca y bajo ninguna circunstancia. En pocas palabras: la traición no tiene retorno ni la tendrá jamás.

En definitiva, con mejor calidad dirigencial y material humano, por lo menos desde el a priori, este sábado 28 de abril tuvieron lugar, con un bajo nivel de participación societaria, las cuestionadas y cuestionables elecciones para renovación de autoridades en el Club Deportivo Morón, que en presencia de una única opción electoral, ante el acuerdo alcanzado y la alianza electoral sellada entre tres de las cuatro agrupaciones vigentes en la actualidad, dicho adelantado prebiscito extendiera la presidencia de Alberto Rubén Meyer, cuanto menos, por dos años más.

La nueva Comisión Directiva:

Presidente: Alberto Meyer
Vicepresidente 1°: Roque Labbozzetta
Vicepresidente 2°: Juan Carlos Pini
Secretario: Fidel Mannise
Prosecretario: Enzo Forti
Secretario de Actas: Luciano Guaglianone
Tesorero: Germán Rivadeneira
Protesorera: Roxana Bárzola

Vocal Titular 1°: Oscar Richelet
Vocal Titular 2°: Manuel Aguirre
Vocal Titular 3°: Aníbal Labbozzetta
Vocal Titular 4°: Carlos Rodríguez
Vocal Titular 5°: Gastón Peppa
Vocal Titular 6°: Alejandro Lamónica
Vocal Titular 7°: Javier Zuleta

Vocal Suplente 1°: Ariel Remolina
Vocal Suplente 2°: Fabian Kaplan
Vocal Suplente 3°: Julio Mancilla
Vocal Suplente 4°: Luis Hernández
Vocal Suplente 5°: Claudio Capurro
Vocal Suplente 6°: Pablo Labbozzetta

Comisión Fiscalizadora:

Revisor de Cuentas Titular 1°: Daniel Messina
Revisor de Cuentas Titular 2°: Daniel Castillo
Revisor de Cuentas Titular 3°: Fernando Bellido
Revisor de Cuentas Suplente 1°: Jorge Prado
Revisor de Cuentas Suplente 2°: Esteban Salinas



@elgallogustavo.